Aikido, la no violencia y la maestría emocional

junio 1, 2008 at 12:52 pm 1 comentario

Tengo un gran amigo llamado Brent que tiene una pasión por el aikido. Me invito una vez a ver uno de sus entrenamientos. Fue una noche encantadora donde vi disciplina, comunicación entre seres humanos, un gran cuidado por el cuerpo y la mente, respeto y felicidad. Es la forma de arte marcial, con la cual mas me identifico. Me encantan sus pensamientos y filosofías. Encontre una descripción corta y concisa del arte de aikido en un libro que estoy leiendo actualmente “Inteligencia Emocional” del autór Daniel Goleman (el cual fue el libro que mas me influencio el año pasado, un libro que merece y eventualmente recibira su propio artículo de blog aca):
“Aikido es el arte de la reconciliación. El que tiene el deseo de usar violencia ha perdido su connección con el universo. Si uno trata de dominar a las personas ya has sido derrotado. Aikido es el estudio de como resolver conflictos, nos como comenzarlos.”

Aunque me encanto ver el entrenamiento de Aikido, no senti que me era para mi. Como dicen muchos hombre cuando estan tratando de terminar una relacción, “No eres tu el problema, soy yo. Y era la verdad pues no estaba tratando de salirme de ninguna clase de compromiso ni siento que haya nada mal con aikido. Es mas bien que yo vivo mi vida con la filosofía de no violencia. Entonces aunque la meta sea correcta, el método no es lo que yo escogería. Aunque en hecho aikido es un método de no violencia (porque por definición la violencia es agresiva y tiene la intención de causar daño), la fuerza física y las técnicas usadas en el aikido pueden causar mucho daño ya sea por mal uso o simple error. Un problema que siempre he tenido es que en situaciones en donde usan violencia contra mi, no he sabido mejor solición que el usar la violencia para protegerme (aparte de correr, cuando hay esa opción). Pero hoy tuve uno de esos momentos de iluminación divina, un momento de realización, un “aha!” La herramienta que necesito para solucionar situaciónes violentas y poder vivir con mi filosofía de no violencia es maestría emocional.

Colombian army soldier surrounded by yellow butterflies.

Aca esta el cuento que relata Daniel Golman y el cual inspiró este blog. Un buen amigo suyo, Terry Dobson, que estaba en ese momento en Japón estudiando aikido, se encontro en una situación violenta en un metro y estaba a punto de poner en practica sus conocimientos aprendidos para dominar a este hombre grande y borracho que estaba actuando violentamente contra los pasajeros de ese tren. Justamente en el momento en que iba a confrontar a este hombre, otro señor mayor y mas sabio nos enseño a todos una gran lección de maestría emocional.

“Terry se levanto lenta pero deliberadamente.
Al verlo, el borracho grito, ‘Aha! Un extrangero! Tu necesitas una lección en modales japoneses!’ y se alisto para atacar a Terry.
Pero justo en el momento de atacar, alguien grito con una voz llena de alegria ‘Hola!’
El grito tenía un tono agradable, como el de quien se encuentra derrepente con un viejo y querido amigo.
El borracho, sorprendido, se volteo a ver a un hombre japones pequeño, de 70 años vestido en un kimono. El hombre miro con amor al borracho y con la mano le señalo que se acercara.
El borracho se acerco dandole una mirada que decía, ‘¿Por que diablos debería escucharlo a ustéd?’
‘¿Que haz estado tomando?’ le pregunto el hombre mayor, con ojos que irradiaban compasión.
‘¿Sake, y que le importa a ustéd? grito el borracho.
‘Ah que bueno’ dijo el anciano en un tono amistable. ‘Vez, a mi también me encanta el sake. Cada noche mi esposa y yo calentamos una botella de sake y salimos al jardín y nos sentamos en una vieja banca…’ Le conto sobre sus arboles de caqui que tenía en el jardin, los demás tesoros que tenía en el jardin y sus noche tomando sake.
La cara del borracho comenzo a calmarse y sus puños se relajaron.
‘Si… me encanta el arbol de caqui, también…’ dijo con voz calmada.
‘Si,’ respondio el anciano con una voz llena de energía, ‘y estoy seguro de que tienes una esposa maravillosa.’
‘No,’ respondio el hombre. ‘Mi esposa murio…’ Llorando, el hombre le conto la triste historia de como había perdido su esposa, su casa, su trabajo, y el hecho de estar avergonzado de su vida.
En ese momento llego el metro a la parada de Terry y al bajarse oyo como el anciano invitaba al borracho a su casa a charlar y vio como el borracho se acosto en la silla del tren con su cabeza en las rodillas del anciano.
Eso es maestria emocional.”

Vo soy Colombiano y la situación de violencia en mi pais es algo que me hiere el corazón y por el cual siento passión. Se que no sería capaz de manejar la situación del metro como lo hizo el anciano. Algún día espero que si. No puedo imaginarme el tener que enfrentar los horrores de violencia que se viven a diario en mi pais, tanto físicos como psicológicos y menos el tener la paz y la fuerza para poder enfrentar una situación asi con maestría emocional. El secuestro es una de las cosas mas horrorosas que me puedo imaginar, tanto para el secuestrado como para los amados que quedan en ese horror psicológico del incierto.

He tenido el honor de conocer a alguien con esa clase de maestría emocional. Es el padre de un amigo mio de la escuela, un hombre de mucha cultúra y sabiduria, un actor de profesión. El fue secuestrado al principio de los noventas y estuvo en captura durante casi dos años. Su reacción ante la situación fue el de tratar de entender y amara a sus secustradores en lo que fuera posible. Luego de un tiempo entro en confianza con unos de los miembros de la guerrilla que lo habian secuestrado y se dio cuenta que mucho de ellos no sabian leer ni escribir. Entonces dedico los siguientes dos años de su vida a enseñarles a sus captores a leer y escribir. Luego fue “milagrosamente” liberado sin daño ni recompenza. Eso es maestría emocional.

Yo se que Colombia esta lleno de heroes de la vida diaria, cuyos cuentos nunca se dan a conocer, pues los medio de prensa tienen intereses en publicar miedo y horror. Si sabes de uno de estos heroes cotidianos, me encantaría saber su cuento.

(La imagen que he puesto es mi fotografía favorita sobre la guerra en Colombia, tomada por Leon Dario Pelaez. Fue publicada en la revista”Reporteros Sin Fronteras” en octubre del 2007, edición que recibi de regalo de mi gran amiga y mentora Malle. Gracias Malle!)

Anuncios

Entry filed under: Conciencia mundial, Mis pensameintos. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Hyperactivo y mal entendido Artículo publicado el 19 de abril en un periodico Sueco

1 comentario Add your own

  • 1. Carlos González  |  diciembre 14, 2009 en 7:34 pm

    Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
    Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
    “Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos…
    Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
    Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
    Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
    Hoy puede ser ciencia ficción…tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
    Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar…hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
    Carlos González
    P.D Mi blog es: http://www.ladanzadelavida12.blogspot.com
    * El libro se puede descargar en mi blog

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Fotos de Flickr - Andrés Solé


A %d blogueros les gusta esto: